MiBand: El wereable de Xiaomi

Como este año he sido bueno los Reyes Magos me han traído muchas cosas, y entre ellas ha venido una pulsera inteligente MiBand, para que monitorice algunos de hábitos y constantes.

Hace ya bastante tiempo que había oído hablar de este tipo de wereables. Concretamente a Enrique Dans en 2012, que como early adopter de pro que es siempre anda a la última en tecnología (el que te regalen los gadgets para probar también ayuda, ejem). En su caso se trataba de Fitbit, un sistema similar al MiBand que fue el que introdujo este tecnología para controlar tu actividad mediante pulseras o pinzas de cinturón.

¿En qué consisten este tipo de dispositivos?. El concepto es sencillo, aunque el cómo lo hacen me parece brujería. Consiste en llevar encima el dispositivo siempre (de ahí lo de wereable) y este va recogiendo datos sobre ti, y las transfiere a un programa, que puede interpretar esos datos.

¿Que tipo de datos recoge?. Fundamentalmente los relacionados con la actividad física y el proceso de sueño. Medirá la cantidad de pasos que das, las calorías que consumes, la distancia recorrida, las fases de sueño por las que pasas (sueño ligero, REM, etc), pulsómetro, etc.

Con todos esos datos en bruto, la aplicación es capaz de proporcionarnos información valiosa sobre nuestros hábitos, indicándonos si son en exceso sedentarios, si caminamos menos de lo que debemos, o si tenemos problemas para descansar mientras dormimos. Además, configurándolo con nuestros datos (edad, pero, estatura, sexo, etc…), podemos marcarnos una serie de metas como por ejemplo caminar cinco mil pasos al día, o recorrer tres kilómetros a un ritmo concreto.

Además, la pulsera funciona en el otro sentido, enviándonos a nosotros información desde el programa. Por ejemplo cuando hemos cumplido una meta nos avisará con una vibración cuando las hayamos completado. También podemos configurarla para que vibre al recibir un mensaje o un Whatsapp, o incluso programarla como despertador.


Esta es además la funcionalidad estrella de la pulsera, porque no sólo te despierta con una vibración en lugar de un estridente ruido, sino que si detecta que estás en fase de sueño ligero cerca de la hora de la alarma te despierta para que no entres en sueño profundo y te levantes más descansado.

Por si esto fuera poco, puedes incluso programarla para que el smartphone se desbloquee sin necesidad de pin ni patrón al estar cerca de la pulsera, para hacerte más cómodo su uso. Y encima sumergible y con una autonomía de 30 días. Awesome…

Cuando vi el Fitbit de Enrique Dans me quise hacer con uno (impulsivo que es uno), pero los ciento y pico de euros que costaba (hoy en día aun 99,95€) me echaban para atrás para ser una compra impulsiva. Sin embargo el gigante chino Xiaomi me la ofrece por unos 17 euros. Ya no hay excusa para no probarla.

Además, me la han traído los Reyes, que no cuesta dinero…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s