¿Cuál es el papel de un Coordinador Pedagógico en un centro de Formación Profesional para el Empleo (FPE)?

Si bien es completamente normal encontrar un Coordinador Pedagógico o Jefe de Estudios en cualquier centro de formación reglada, sea Primaria, Secundaria o Bachillerato, no es tan habitual encontrar esta figura en un centro de enseñanzas no regladas, a pesar de que lo recoge el convenio en su artículo 13, donde dice:

Jefe de Estudios: Es a quien, reuniendo las condiciones necesarias, encomienda la Dirección las tareas de coordinación pedagógica, planificación de horarios lectivos y disciplina de profesores y alumnos dentro del centro.

Mientras que el Coordinador Técnico es el responsable de la ejecución de los cursos en tiempo y plazo, siguiendo lo establecido en la normativa y cumpliendo los criterios fijados en cada programación, así como lo relativo a la matriculación de los alumnos y la asistencia de los mismos a clase, el Coordinador Pedagógico debería ser el responsable de todo lo relacionado con la docencia en el centro de formación, como responsable del claustro docente, y supervisar de que los cursos no sólo cumplen con lo estipulado en la normativa, sino que además tienen un componente de calidad adecuado.

¿Cuál es el papel de un Coordinador Pedagógico?

Si nos fijamos a lo que está estipulado en el convenio, encontramos tres tareas encomendadas a este rol, que son:

Coordinación pedagógica: Es importante que los docentes actúen de forma coordinada. No es de recibo que dos docentes impartan el mismo curso y los contenidos sean diferentes, o que el nivel de las evaluaciones sean muy diferentes entre dos docentes, o que profesores del mismo área no compartan recursos y conocimientos. Es tarea del Coordinador Pedagógico el conseguir que los docentes actúen de forma coordinada como los engranajes de un reloj.

Planificación de horarios lectivos: En un sector tan complejo como el nuestro, con cursos pertenecientes a distintas programaciones, aulas acreditadas solo para ciertos cursos, docentes con horarios limitados y que trabajan también en otros centros de formación, y con recursos limitados, cuadrar los horarios de los cursos es una tarea ímproba, en la que hay que hacer mucho encaje de bolillos. Si le sumamos los límites que marca la Administración, es importante trabajar en coordinación con el departamento técnico para no excederte de límites legales o hitos concretos. Sigue leyendo