¿Cuál es el papel de un Coordinador Pedagógico en un centro de Formación Profesional para el Empleo (FPE)?

Si bien es completamente normal encontrar un Coordinador Pedagógico o Jefe de Estudios en cualquier centro de formación reglada, sea Primaria, Secundaria o Bachillerato, no es tan habitual encontrar esta figura en un centro de enseñanzas no regladas, a pesar de que lo recoge el convenio en su artículo 13, donde dice:

Jefe de Estudios: Es a quien, reuniendo las condiciones necesarias, encomienda la Dirección las tareas de coordinación pedagógica, planificación de horarios lectivos y disciplina de profesores y alumnos dentro del centro.

Mientras que el Coordinador Técnico es el responsable de la ejecución de los cursos en tiempo y plazo, siguiendo lo establecido en la normativa y cumpliendo los criterios fijados en cada programación, así como lo relativo a la matriculación de los alumnos y la asistencia de los mismos a clase, el Coordinador Pedagógico debería ser el responsable de todo lo relacionado con la docencia en el centro de formación, como responsable del claustro docente, y supervisar de que los cursos no sólo cumplen con lo estipulado en la normativa, sino que además tienen un componente de calidad adecuado.

¿Cuál es el papel de un Coordinador Pedagógico?

Si nos fijamos a lo que está estipulado en el convenio, encontramos tres tareas encomendadas a este rol, que son:

Coordinación pedagógica: Es importante que los docentes actúen de forma coordinada. No es de recibo que dos docentes impartan el mismo curso y los contenidos sean diferentes, o que el nivel de las evaluaciones sean muy diferentes entre dos docentes, o que profesores del mismo área no compartan recursos y conocimientos. Es tarea del Coordinador Pedagógico el conseguir que los docentes actúen de forma coordinada como los engranajes de un reloj.

Planificación de horarios lectivos: En un sector tan complejo como el nuestro, con cursos pertenecientes a distintas programaciones, aulas acreditadas solo para ciertos cursos, docentes con horarios limitados y que trabajan también en otros centros de formación, y con recursos limitados, cuadrar los horarios de los cursos es una tarea ímproba, en la que hay que hacer mucho encaje de bolillos. Si le sumamos los límites que marca la Administración, es importante trabajar en coordinación con el departamento técnico para no excederte de límites legales o hitos concretos. Sigue leyendo

¿Qué es la Formación para el Empleo?

¿Qué es la Formación para el Empleo?

La Formación para el Empleo es aquella formación que persigue mejorar las opciones laborales de las personas que se están formando, bien sea porque son desempleados y quieren acceder al mercado laboral, o porque sean trabajadores en activo y quieran consolidar su puesto de trabajo, o cambiar a otro mejor.

La Formación para el Empleo está regulada a nivel nacional por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y a nivel autonómico (en Madrid) por la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda.

Aunque se podría englobar dentro del tipo de la formación profesional, se trata de formación no reglada, a pesar de que algunos de sus cursos están homologados y sus temarios estipulados por normativa estatal. Que sea no reglada no quiere decir que su titulación no sea oficial.

¿Quien puede impartir Formación para el Empleo?

En Madrid, los centros que imparten Formación para el Empleo son entidades autorizadas por la administración regional para impartir cursos, para lo cual tienen que reunir una serie de requisitos y formar parte del Registro de Centros Acreditados.

Para formar parte de este registro, el centro debe cumplir con una serie de requisitos iniciales, y se debe someter a auditorias e inspecciones periódicas por parte de las administraciones públicas que verifiquen que el transcurso de la formación sigue los parámetros correctos.

Además de estos centros autorizados, que suelen ser empresas privadas u otro tipo de organizaciones, existe una red de centros propios de la CAM, de titularidad pública, donde también se imparte este tipo de formación.

¿Los cursos son gratuitos?

A pesar de que la gran mayoría de los cursos que ofrecen los planes de formación para el empleo son subvencionados, es decir, no tienen coste para el alumno, no tienen por que serlo. Existe la posibilidad de que el curso se imparta bajo la modalidad de iniciativa privada. Sin embargo, el que el curso no sea subvencionado no quiere decir que no deba someterse a inspecciones por parte de las administraciones públicas, ya que la titulación es igualmente oficial, y el título es expedido por ellos del mismo modo que si fuera un curso subvencionado.

¿Que tipo de cursos voy a encontrar?

Hay cursos de una gran variedad, de duraciones diversas, y de temáticas muy variadas. Lo que todos ellos tienen en común es su objetivo, que es mejorar la empleabilidad de los alumnos, por lo todos tienen un marcado carácter práctico y están muy centrados en el mercado laboral.

Una de las modalidades de formación para el empleo que más éxito está teniendo últimamente son los Certificados de Profesionalidad, cursos que conducen a la obtención de este título y que acreditan el conjunto de competencias profesionales que capacitan para el desarrollo de una actividad laboral.