Privatizando la Sanidad

El gobierno está decidido a privatizar la Sanidad, a pesar de las protestas del colectivo médico y de los pacientes. Yo siempre he sido un firme defensor de los servicios públicos, principalmente educación y sanidad, que los considero indispensables para asegurar una mínima dignidad en la vida. Siempre he podido presumir de sanidad y de educación ante los estadounidenses, cuando veía en las películas que alguien moría en la puerta de un hospital por no tener seguro médico, o que los padres se gastaban los ahorraos de los estudios universitarios del hijo, abocándole a un futuro sin educación superior, porque alguien de la familia necesitaba operase de algo grave. ¡Gracias al cielo esto no ocurre aquí!, pensaba yo, incauto de mí. Pues parece que sí va a ocurrir próximamente.

Sigue leyendo